25.8 C
Buenos Aires
22 febrero, 2024

A la espera del XV para enfrentar a Sudáfrica en Vélez, Los Pumas tuvieron un entrenamiento de «alta intensidad»


Cheika confirmará el jueves al equipo que saldrá con el doble propósito de ultimar detalles de cara al Mundial y despedirse del público argentino.

Los Pumas están en la cuenta regresiva para la revancha ante Sudáfrica por el Rugby Championship y para conocer la lista definitiva de jugadores que disputarán el Mundial de rugby de Francia. La tarde primaveral del miércoles en pleno invierno los tuvo en Casa Pumas en Ingeniero Maschwitz, donde completaron el “día de alta intensidad”, repartido en dos turnos. El último antes de ajustar detalles puntuales para el duelo frente a los Springboks. Este jueves el entrenador Michael Cheika oficializará el XV que saldrá a la cancha de Vélez el sábado a las 16.10.

A la mañana, forwards y backs trabajaron de manera separada para focalizar los ejercicios de acuerdo a su función en el campo, mientras que en el turno vespertino el plantel –a excepción de Lucas Paulos, que salió lesionado en el Ellis Park, en Johannesburgo- volvió al campo de juego para, después de una intensa rutina física, ocupar los espacios según las estrategias que Cheika prepara para darle pelea a los Springboks.

La jornada es fundamental para el australiano, ya que termina de sacar sus conclusiones para definir titulares, suplentes y marginar al resto. En la evaluación intervienen los partes médicos, las apreciaciones de su staff y, principalmente, la mirada integral de Cheika, que comanda algunas acciones y luego visita los sectores en los que cada entrenador se desempeña con el grupo o la tarea en cuestión.

El hooker Agustin Creevy, en la práctica vespertina en Casa Pumas de Ingeniero Maschwitz. Foto AFP

El hooker Agustin Creevy, en la práctica vespertina en Casa Pumas de Ingeniero Maschwitz. Foto AFP
Una de las novedades de la tarde fue la presencia del wing Martín Bogado, quien estaba entrenándose con Argentina XV. A la inversa, 11 de Los Pumas de la convocatoria inicial de 2023 están en la Selección que dirige Ignacio Fernández Lobbe y que el sábado jugará ante Chile, uno de los rivales por el Grupo D en el Mundial de Francia.

Aunque parezca lo contrario, Sebastián Cancelliere, Rodrigo Isgró, Mayco Vivas, Santiago Socino, Gonzalo García, Facundo Bosch, Santiago Medrano, Lucio Sordoni, Joaquín Oviedo, Luciano González Rizzoni y Bautista Delguy siguen bajo la mirada de Cheika, no para el partido del sábado sino con la mira puesta en la lista de 33 jugadores que participarán del Mundial.

Sordoni, de hecho, jugó -y tiene un try a su nombre- en Mendoza en la caída por 41-12 ante los All Blacks en la primera fecha del Rugby Championship. Isgró formó parte de la gira por Australia y Sudáfrica y fue titular ante los Wallabies. Cheika mira en todas las direcciones antes de entregar la lista de 33.

Por eso los jugadores tampoco bajan la guardia: hasta los apellidos que son fija en Francia trabajan con la misma intensidad que aquellos que saben que verdaderamente están a prueba.

¿Qué se juega en Vélez?

Michael Cheika y la supervisión del entrenamiento en Casa Pumas del miércoles. Foto AFP

Michael Cheika y la supervisión del entrenamiento en Casa Pumas del miércoles. Foto AFP
Si bien el juego ante Springboks es un amistoso que sirve para la despedida del público, fundamentalmente es una prueba con el mismo rigor que las tres competencias por el Championship: los jugadores se juegan su chance mundialista y el entrenador hace el último balance. Para Sudáfrica, lo mismo.

Por esas cuestiones el partido será igual o acaso más intenso que el ajustado 22-21 de la semana pasada: los 13 cambios de Sudáfrica no lo vuelven un equipo menos competitivo, sino todo lo contrario. Buena parte del XV sudafricano se jugará en Vélez su pasaje a Francia. No es una especulación periodística: así lo reconoció el entrenador principal Jacques Nienaber.

¿Y por casa como andamos? “Todo el equipo está enfocado en el sábado al 100 por ciento. Consecuencia de eso va a ser la lista, pero me parece que estamos todos muy metidos en el sábado y eso está buenísimo», admitió disimulando la ansiedad Nahuel Tetaz Chaparro.

Después de la extenuante jornada intensiva, Los Pumas consumieron el día -uno menos para el partido, para la lista y para el Mundial- con un asado. Es una tradición de Los Pumas sentarse a la mesa para degustar una parrillada después del último entrenamiento fuerte antes de un partido. ¿Los parrilleros? Rotan, pero los pilares suelen ser los encargados.  

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS