26.3 C
Buenos Aires
22 febrero, 2024

La despedida de Los Pumas antes del Mundial: un amistoso con Sudáfrica con sabor a revancha y una camiseta inédita


El encuentro en Vélez será la última oportunidad de algunos jugadores para viajar a Francia 2023. Hay debutantes, un experimentado que puede llegar a sus 100 caps y algunos regresos tras superar lesiones.

El Mundial de rugby de Francia ya se palpita. El entrenador de la Selección argentina, Michael Cheika, dará la lista con los 33 jugadores que lo disputarán, pero antes –este sábado a las 16.10- muchos tendrán la última oportunidad para meterse en un listado que está definido en más de 80 por ciento. La cita será en la cancha de Vélez y el rival es nada menos que Sudáfrica, el último campeón y el rival que en el cierre del Rugby Championship le ganó con una victoria ajustada en Johannesburgo por 22-21.

El XV que saldrá a la cancha es, según el propio Cheika, un mix que resulta de una rotación de jugadores potencialmente mundialistas o que en la cabeza del entrenador serán titulares ante Inglaterra en el debut de Argentina, el 9 de septiembre, por el Grupo D, en la ciudad de Marsella.

Por eso en la alineación titular aparece Martín Bogado, un fullback que todavía no se había sentado siquiera entre los suplentes; y una segunda línea que tendrá por primera vez como titular a Pedro Rubiolo, que sumará su cuarto partido y primero desde el inicio junto a Tomás Lavanini, que sumará tras el kick off su cap número 82.

Cheika le dará rodaje a Lavanini tras la suspensión, pero no es uno de los jugadores que tiene observar sino todo lo contrario: junto con el capitán Julián Montoya, Pablo Matera, Santiago Carreras y Emiliano Boffelli, también titulares el sábado, están en la lista del entrenador con marcador indeleble, al igual que otros que incluso no están entre los 23 disponibles ante Sudáfrica.

Uno que estará en la cancha de Vélez y en Francia es Agustín Creevy, quien si le toca ingresar se meterá en la historia grande del rugby, ya que cumplirá 100 partidos con la Selección y con él serán 88 los jugadores de 15 naciones que alcanzaron o sobrepasaron el centenar de actuaciones.

Mateo Carreras, Gonzalo Bertranou y otros en el entrenamiento de alta intensidad en Casa Pumas. Foto AFP

Mateo Carreras, Gonzalo Bertranou y otros en el entrenamiento de alta intensidad en Casa Pumas. Foto AFP
Con entradas que van de los 8 mil a los 20 mil pesos, más costo del servicio, Los Pumas volverán a Vélez después de cuatro años. En 2022, también ante Sudáfrica, tenían previsto un test match en el Amalfitani, pero el estado del campo de juego mudó el encuentro a la cancha de Independiente.

La primera vez en el Fortín había sido a mediados de la década del 80, tras el primer triunfo de la historia ante Francia y el inédito empate con los All Blacks: esos hitos hicieron cambiar la “localía” que tenía la Selección en Ferro.

El historial con los Springboks no favorece a Los Pumas: se enfrentaron en 35 ocasiones, con tres triunfos y un empate. El resto, todas derrotas. Con Cheika como entrenador general, fueron tres caídas por el Rugby Championship: en Avellaneda por 36-20, en Durban por 38-21 y en Johannesburgo por 22-21. El último triunfo fue 32-19 en Mendoza, en agosto de 2018.

El partido en Vélez tendrá un detalle llamativo: Los Pumas no jugarán con su camiseta tradicional de franjas horizontales celestes y blancas, sino con un modelo inédito inspirado en el uniforme del regimiento de Granaderos a Caballo. Por eso los colores serán el azul profundo, cruzado por una banda blanca y matices rojos para el cuello.

Con su verde tradicional, los Springboks también se juegan mucho en la cancha de Vélez. El entrenador principal Jacques Nienaber designó como capitán a Bongi Mbonambi, quien será el segundo jugador de piel negra en ese rol en la Selección de un país en el que la segregación racial sometió a la mayoría de la población hasta 1992.

Michael Cheika, en uno de los últimos entrenamientos antes de la despedida en la cancha de Vélez. Foto AFP

Michael Cheika, en uno de los últimos entrenamientos antes de la despedida en la cancha de Vélez. Foto AFP
Con 13 cambios respecto al último partido, solo el apertura Manie Libbok y el segunda línea Marvin Orie serán titulares, Nienaber admitió que ante Los Pumas muchos de los jugadores se juegan su consideración para estar en el Mundial.

Repartidos entre el banco y los titulares hay campeones del mundo, de manera que no es posible considerar la alineación visitante como un equipo B. La expectativa está puesta en Gerhard Steenekamp, quien comenzará el partido sentado en el banco de suplentes pero podría sumar su primer partido internacional. El pilar de los Bulls en el United Rugby Championship fue convocado por los Junior Springboks, pero aún no debutó con los mayores.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS