18.2 C
Buenos Aires
19 abril, 2024

Marcelo Bielsa en Uruguay: queja de Abreu y renuncia de un empleado histórico a 15 días del debut en Eliminatorias


El exfutbolista pide las convocatorias de Cavani y Suárez y el encargado del predio de entrenamiento pegó el portazo «por diferencias con el DT».

El ambiente que se generó alrededor de Marcelo Bielsa a dos semanas de su debut oficial con la Selección de Uruguay​, por las Eliminatorias rumbo al Mundial 2026, no es el ideal. A pesar de que cuenta con el apoyo de los dirigentes de la Asociación Uruguaya de Fútbol y de lograr dos triunfos en sus primeros dos amistosos, la particular forma de ser que caracteriza al técnico argentino es vista de reojo por parte del ambiente del fútbol oriental.

Sebastián Abreu, histórico jugador del Seleccionado, fue uno de los principales referentes que hizo público su malestar con el DT debido a las posibles ausencias de Luis Suárez y Edinson Cavani en la lista de convocados que se dará a conocer en los próximos días. Por otro lado, el encargado principal del centro de entrenamiento del combinado charrúa, Claudio Pagani, dejó su cargo tras diferencias con el rosarino.

Bielsa afrontará un duro recambio generacional en Uruguay. Foto: Pablo PORCIUNCULA / AFP.

Bielsa afrontará un duro recambio generacional en Uruguay. Foto: Pablo PORCIUNCULA / AFP.
Desde su regreso al fútbol sudamericano, en mayo de este año, una de las principales intenciones que Bielsa intentó dejar en claro fue la de llevar adelante un proceso de recambio generacional en el equipo. Al recibir el consenso y apoyo del resto de la AUF, su primer paso lo dio en la fecha FIFA de junio, cuando con una convocatoria llena de nombres nuevos le ganó a los combinados de Nicaragua y Cuba. No obstante, parte del público se mantiene cauto ante las decisiones del Loco.

Ahora tocan las Eliminatorias, con cruces importantes ante Chile (8/9) y Ecuador (12/9), y si bien todavía no se conoce en forma oficial la convocatoria, en Uruguay dan como un hecho que no figurarán Luis Suárez ni Edinson Cavani, delanteros de Gremio de Porto Alegre y Boca Juniors, respectivamente.

Bielsa en sus dos primeros partidos al mando de la Selección charrúa. Foto: EFE/ Gastón Britos.

Bielsa en sus dos primeros partidos al mando de la Selección charrúa. Foto: EFE/ Gastón Britos.
Tras este escenario, Abreu no se anduvo con pelos en la lengua para criticar la decisión de Bielsa. «Hoy los dos mejores delanteros uruguayos en el mundo siguen siendo Suárez y Cavani, y no tengo que ser Einstein para develar algo que lo ve hasta el verdulero de la esquina de mi casa«, sentenció.

Y agregó: «Ese argumento de que el proceso termina en 2026 no me prohíbe aprovechar el máximo hoy y eso es claro. En caso de que sea el final de su vida dentro de la selección uruguaya (de Suárez y Cavani), se merecen que se les dé un trato diferente porque en nuestra cultura amerita ser siempre agradecidos«.

Viejos laderos en la Celeste, Sebastian Abreu bancó a Suárez y Cavani. Foto: AFP PHOTO / Alejandro PAGNI.

Viejos laderos en la Celeste, Sebastian Abreu bancó a Suárez y Cavani. Foto: AFP PHOTO / Alejandro PAGNI.
Hasta ahí, lo de Abreu no deja de ser una opinión futbolera. Mucho más sensible fue lo que ocurrió a nivel orgánico con el Complejo Celeste, el centro de entrenamiento de la Selección de Uruguay: Claudio Pagani, histórico encargado del predio desde 2011, abandonó su cargo en forma abrupta luego de mantener ciertos cortocircuitos con Bielsa, según informó la prensa charrúa.

El desacuerdo habría estallado a partir de cambios en la infraestructura impulsados por el entrenador, con los cuales Pagani no estaba de acuerdo. Sin embargo, los trabajos se realizaron durante los últimos tres meses y estuvieron a cargo de María Eugenia, la hermana arquitecta del DT, según precisó El Observador.

Entre las reformas enumeradas se destaca la eliminación de la sala de prensa y la construcción de una oficina de performance deportivo, además del mantenimiento de las canchas, caminos asfaltados y un nuevo sistema de riego. 

Pagani fue reconocido en reiteradas oportunidades por los jugadores charrúas, destacando las condiciones en que se encontraba el complejo durante cada convocatoria, llegando a compararlo con los mejores centros de entrenamiento de Europa. 

Así es como, en condiciones no deseadas, como tampoco esperadas al llevar tres meses en el cargo y dos partidos disputados, Bielsa comienza a ser mirado de reojo por varios hinchas. Su basta experiencia como entrenador deberá demostrarla frente a los fanáticos en las próximas pruebas de fuego que lo esperan dentro de quince días. En caso que desee continuar haciendo sus típicas «locuras», parece que tendrá que ganarse la confianza de varios uruguayos. 

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS