14.9 C
Buenos Aires
16 junio, 2024

Quién es Raulo, el líder del violento grupo que hoy comanda la barra de Vélez


Se llama Eduardo Raúl Ciminelli y asumió en plena pandemia, en enero de 2021. Desde entonces, se agudizaron los hechos violentos y los aprietes contra los jugadores. Las sospechas de negocios vinculados al club.

La barra de Vélez apareció otra vez en escena. Sigue siendo La Pandilla de Liniers pero con una metodología diferente a la de años anteriores. A mediados de 2020, en plena pandemia, hubo cambio de mando y se agudizaron los conflictos con los planteles y también con los socios e hinchas autoconvocados.

Eduardo Raúl Ciminelli, Raulo, es el líder del grupo violento desde enero de 2021. El sábado 9, en el partido ante Godoy Cruz por la Copa Diego Maradona, apareció una bandera en la popular que oficializaba su llegada: “La banda de Raulo”. Ponía fin a la interna que hubo durante casi seis meses entre el grupo de Versalles y el de Villa Luro y Fuerte Apache, tras el alejamiento de Pedro Paz. Raulo contaba, además, con el apoyo de la dirigencia y las comisarías de la zona.

Unos meses después, entrarían en acción. Primero, tras la derrota por 7-1 ante Boca en el José Amalfitani, el 7 de marzo de 2021, la peor en la historia desde la inauguración de la cancha en 1943. “Esto no les va a salir gratis”, fue la frase de Raulo que circuló en los teléfonos del resto de la barra, de muchos jugadores y de todo el mundo Vélez. La primera intención fue acercarse a la zona de estacionamiento del estadio para “hablar” con los jugadores, pero hubo una rápida intervención policial que evitó la movida.

Pedro Paz (con la musculosa de Olando), el ex líder de la barra de Vélez.

Pedro Paz (con la musculosa de Olando), el ex líder de la barra de Vélez.
Unos días después, cuando todavía estaban prohibidas las fiestas multitudinarias, la barra festejó el cumpleaños de Nano Mautone en el quincho del club, a la que concurrieron más 100 personas que celebraron con música (contó con la presencia del rapero L-Gante) y sin barbijos. Hubo una denuncia pero después no pasó nada. Desde el club, en su momento, dijeron que un socio pidió festejar su cumpleaños y fue autorizado con los protocolos correspondientes pero luego todo se salió de control con la presencia de L-Gante.

Raulo está secundado por un hermanastro de apodo Johnny, además de Alejandro Molina y el Negro Claudio, quien es empleado del club y maneja cultura. Los “soldaditos” son todos pibes de Versalles y de Fuerte Apache. Una nueva denuncia contra el accionar de la barra ocurrió en octubre de 2021, cuando se reunieron con seis jugadores y le exigieron el aporte de 500.000 pesos para la barra. Hubo discusiones, tres de los referentes se negaron y lo hicieron extensivo a todo el plantel. Además, le exigieron a la Comisión Directiva mayor seguridad.

La posición de Velez en la tabla y la situación con el descenso agudizó todo. En mayo de este año fue la primera apretada, en la previa de un partido con Central. Los violentos ingresaron a la Villa Olímpica, que tenía pocas personas de seguridad, esperaron el final del entrenamiento e interceptaron a los referentes del equipo, Lucas Pratto, Lautaro Giannetti y Lucas Janson, en tanto el uruguayo Diego Godín, cuando vio la situación, también se sumó.

El allanamiento en la cancha de Vélez tras la multitudinaria fiesta clandestina que armó la barra brava.

El allanamiento en la cancha de Vélez tras la multitudinaria fiesta clandestina que armó la barra brava.
La mala campaña en el torneo y el cambio de entrenadores (se fueron Alexander Medina y Ricardo Gareca), desató insultos a los jugadores y que la gente se quedara protestando tras varios partidos, con fuertes críticas hacia la Comisión Directiva. Pero antes estas situaciones, la actitud de la barra liderada por Raulo siempre fue otra. Si en la cancha la gente empezaba a insultar a Rapisarda y compañía, la barra empezaba a cantar otra cosa o alentar al equipo. Incluso, en las marchas de autoconvocados, aparecía como fuerza de choque para dispersar a los hinchas comunes. Las sospechas de negociados vinculados a recitales y otros menesteres como merchandising y venta de indumentarias en los alrededores del estadio (como ocurre con casi todas la barras), son “vox populi” en el mundo Vélez.

En enero de este año, Raulo fue detenido en Villa Gesell por pegarle al hombre araña, un chico de 16 años, del histórico trencito de la ciudad balnearia, que estaba parado mientras se subían chicos, algo que impacientó al barra. Además, también agredió a otro conductor y a un trapito, unas cuadras después. Fue detenido y el control de alcoholemia le dio positivo. Pero resultó un delito excarcelable por lo que no le impidió seguir concurriendo a las canchas e incluso viajar al mundial de Qatar. 

La barra de Vélez fue mutando con los tiempos. De aquel liderazgo de Raúl Gámez en los 70, luego presidente del club por tres periodos y de los hombres más respetados en el club, a los tiempos de Marquitos (Marcos Lencina) en los 90 y hasta su fallecimiento el 29 de agosto de 2011, el breve periodo de Pedro Paz hasta 2020, a este presente cada vez más violento de Raulo Ciminelli.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS