18.2 C
Buenos Aires
19 abril, 2024

El precio de la carne: por qué aumentó y a cuánto puede llegar


El dólar maíz y una baja en la oferta de hacienda impulsaron la suba, pero desde el sector afirman que sigue estando desactualizado.

07/08/2023 15:11

Clarín.com Rural Actualizado al 07/08/2023 15:11

En la primera semana de agosto, la carne mostró un aumento de precio en los mostradores y fue el componente que más empujó a la inflación general, un lugar que no ocupaba desde hacía muchos meses. La razón fue una suba en el precio de la hacienda en pie debido a una menor oferta en el mercado.

“La suba se está trasladando a los mostradores desde la semana pasada, el precio aumentó 300 o 400 pesos por kilo”, detalló en diálogo con Clarín el titular de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya) Leonardo Rafael, y advirtió que puede haber nuevos aumentos en las próximas semanas. “Hay que esperar a ver dónde hace techo. No teníamos prevista esta suba, nos desorientó un poco, pero el anuncio del dólar maíz, las lluvias y una menor entrada de animales hicieron que se actualice un poco el valor. Igual hoy todavía estamos en el orden de 40 puntos por debajo de la inflación, asi que la carne todavía tiene recorrido para aumentar”, dijo.

En efecto, la semana pasada se confirmó un cambio de tendencia en los precios de la hacienda que era esperado por toda la cadena ganadera. En el mercado de invernada todas las categorías mostraron subas. Los terneros de 130/220 kilos alcanzaron máximos de 700 pesos por kilo, los novillitos llegaron a 650 pesos por kilo, las vaquillonas preñadas alcanzaron picos de 240.000 pesos y las vacas con cría los 140.000 pesos. Mientras tanto en el Mercado de Cañuelas, donde se vende la hacienda gorda para faena, el viernes se pagó hasta 682 pesos por kilo por novillos de 490 kilos, 700 pesos por kilo por novillitos livianos y 400 pesos por las vacas.

La suba en las últimas semanas acumula un 25 por ciento, muy superior a una inflación general en torno al 8 por ciento mensual. Según explicó el analista del mercado ganadero Ignacio Iriarte, se trata de un fenómeno esperado por una cuestión de estacionalidad, pero que se potenció y se adelantó por la incertidumbre generada por el Gobierno al intervenir el mercado de maíz, principal insumo para el engorde de animales.

De esta manera, tras un semestre de precios de la hacienda muy retrasados respecto de la inflación, inicia ahora un proceso de recuperación de valores que según Iriarte debería ser sostenido.

“Se está dando unos 30 días antes de lo esperado y es por causa del Gobierno. Había sobreoferta de animales porque no había pasto y los productores necesitaban descargar los campos. Ahora la demanda de China ya no tracciona tanto, pero empezó a caer la oferta y ese es el factor fundamental”, explicó el analista.

El mercado ganadero de Rosario (Rosgan) también reflejó en un informe el efecto del dólar maíz en los precios de la hacienda, y detalló que la semana pasada, con una pizarra de maíz 25 por ciento más cara y con una notable disminución de los arribos de hacienda al mercado, comenzó a registrarse una recuperación general de valores en varias categorías.

Mientras tanto, desde la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra) también consideran que el aumento mostrado por la carne en los mostradores es insuficiente. “Esta variación de precios de la hacienda no puede ser absorbida por la cadena, la que desde febrero a la fecha absorbió aumentos de combustible, salarios y energía. Con el nuevo escenario de cotizaciones, los mostradores tendrían que aumentar el precio de los cortes entre 450 y 500 pesos”, afirmó el presidente de la entidad Miguel Schiariti.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS