25.6 C
Buenos Aires
27 febrero, 2024

Estaciones de servicio rechazan el congelamiento de precios


Dicen que cerrarán por las noches, suspenderán las paritarias y comenzarán con procedimientos preventivos de crisis.

Las estaciones de servicio están disconformes con el congelamiento en el precio de las naftas. Durará hasta fines de octubre, según lo anunciado. La medida, dispuesta por el Poder Ejecutivo en acuerdo con las petroleras, los llevará a realizar una serie de medidas de fuerza: avanzarán en el cierre de todos los surtidores del país por las noches “en forma escalonada”.

La cámara de estaciones (CECHA) comenzarán a realizar solicitudes para “aplicar el procedimiento preventivo de crisis y la paralización de los procesos paritarios en curso”. “Todo ello sin perjuicio de otras acciones que se definirán conforme a la escalada de esta crisis”, agregaron.

El Gobierno decidió un aumento del 12,5% en los combustibles. Pero avisó que sería el último hasta fines de octubre. “Las cámaras y federaciones de todo el país nucleadas en CECHA manifestamos nuestro rechazo a las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional por considerar que tornan inviables nuestro negocio y lo condena a la ruina”, criticaron.

Las petroleras locales acordaron venderle crudo a las refinerías a un precio de barril menor al del mercado internacional. A cambio, recibirían ciertas compensaciones a la hora de las exportaciones.

“El aumento aplicado a los combustibles fue menor que el porcentaje aplicado a la devaluación, por lo que el efecto resulta negativo para quienes apostamos por el sector. Resulta muy difícil para nuestras pymes, que involucran más de 5.000 estaciones de servicio y garantizan 65.000 puestos de trabajo, cargar con parte de esta nueva devaluación cuando ya venimos soportando la pérdida de la rentabilidad desde antes de la pandemia”, se quejaron los estacioneros.

Los estacioneros dicen que trataron de dialogar con el Gobierno nacional, pero sin suerte. Eso provocará “ el cierre de estaciones que tengan ventas por debajo del punto de equilibrio y que hoy alcanza a la mitad del sector. Al mismo tiempo, serán responsables de la parálisis de nuestros procesos de revisión paritaria en curso”, aseguraron en CECHA.

Las estaciones reclaman que las petroleras les mejoren sus comisiones. “En el caso de YPF, la ayuda brindada a las estaciones de su bandera, que valoramos, está muy distante de compensar la dura realidad que atravesamos”, insisten en la cámara de estacioneros.

Desde la semana pasada,  la petrolera estatal YPF aumentó un 12,5% el precio de sus combustibles. Allí se estableció que los importes estarán congelados hasta el 31 de octubre.

YPF tiene una participación del 55% en los despachos de nafta y gasoil.

La reacción de las petroleras fue tras la devaluación del 20% que decidió el ministro de Economía, Sergio Massa, tras la derrota del oficialismo en las elecciones primarias (PASO). Esa depreciación del peso afectará los precios. 

El pasado martes, a raíz de la devaluación impulsada por Sergio Massa tras las PASO, las empresas Shell, Axion y Puma habían anunciado subas en sus precios.

Con el nuevo aumento, el promedio de la nafta súper pasará a estar en 70 centavos de dólar a nivel del nuevo tipo de cambio oficial de $ 350.

Así el precio de la nafta súper quedó a  $250 (US$0,71 al precio oficial); la nafta premium, $345 (US$0,98); el gasoil súper, $281 (US$0,8), y el gasoil premium, $362 (US$1). Estos precios tienen cierta variación entre petroleras.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS