11.4 C
Buenos Aires
21 julio, 2024

Reintegro del IVA: se podrán comprar hasta neumáticos y en los súper temen faltantes

Los supermercados y comercios aguardan el inicio del denominado «compre sin IVA» con expectativa e incertidumbre. El reintegro que se pondrá en marcha este lunes por hasta $ 18.880 por mes apunta a aliviar el impacto de la devaluación y la inflación, pero en los negocios hay temor a que haya más faltantes y aumentos de precios.

En ese rubro, advierten que ya hay cierto nivel de desabastecimiento por los controles de precios y por el cepo a las importaciones. En las góndolas se observan muy pocas marcas por categoría, que ocupan todo el espacio para evitar la sensación de faltante. Y ahora, temen que empeore. «Va a estar complicado«, dijeron en una cadena.

«No creo que esto incremente mucho la demanda, la falta de entrega (cuando existe) es más porque con los precios justos se resisten a entregar porque el margen es muy bajo y le entregan a los más chicos mucho más caro, la industria trabaja a media máquina, la inflación distorsiona todo», advirtió otro supermercadista.

Si bien el Gobierno informó que la medida será para la compra con tarjeta de débito de productos de la canasta básica alimentaria, lo cierto es que la resolución de la AFIP publicada el viernes no lo especifica ni modifica el listado vigente de reintegros, que abarca mucho más allá que los alimentos de primera necesidad.

Dicho anexo comprende lácteos, huevos, carnes rojas, pollo, pescados, frutas, legumbres, panificados, pastas, azúcar, aceites y grasas, café y otras infusiones, cereales, fiambres, almacén y dietética, bebidas y tabaco en puestos móviles y mercados, productos farmaceúticos, cosméticos y de perfumería, entre otros.

«El reintegro puede corresponder cuando se compre en un supermercado un neumático para el auto, un libro o cualquier bien mueble. El ticket puede ser de 1 neumático o de 30 productos de comida y sumar lo mismo, no hay tope para la compra sino para el reintegro», explicó el tributarista Sebastián Domínguez.

Según el especialista, el esquema oficializado no es una devolución de IVA de la compra sino que es un reintegro del 21%. Así, una persona beneficiaria compra un libro en un supermercado de $ 1.000 y recibirá un reintegro del 21%, es decir, $ 210. Pero el libro está exento del IVA, por lo cual no se le devuelve el IVA.

El beneficio se podrá utilizar en comercios habilitados tales como supermercados, minimercados, fiambrerías y queserías, dietéticas, carnicerías, granjas, pescaderías, verdulerías, panaderías, casas de pastas, farmacias y comercios que venden productos de tocador y perfumería. En algunos de esos rubros, dudan sobre el impacto.

«Las carnicerías están vendiendo muy poco, se puede vender más si abastecen los frigoríficos no hay problema, no creemos que vaya a ser muy de gran avanzado porque el carnicero ya te hace descuento del 10% al contado», dijo Alberto Williams, presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías en CABA.

Mientras tanto, la AFIP realizó el viernes un masivo operativo de control en 4.500 negocios (carnicerías, verdulerías, panaderías y comercios de cercanía) para verificar que cuenten con los medios electrónicos que acepten las tarjetas de débito y, de esa forma, los consumidores puedan acceder a las devoluciones.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS