26.3 C
Buenos Aires
22 febrero, 2024

Versus, el supergrupo que trae una nueva sonoridad en la escena del jazz local

Versus es el nombre de una propuesta jazzística llena de músicos consagrados y virtuosos, que trae una genuina brisa fresca a través de una sonoridad dominada por la electrónica.

Un instrumento llamado «Ewi» hace su entrada oficial en la escena del jazz de la mano del saxofonista Gustavo Musso, que, junto con Esteban Sehikman en teclados y sintetizadores, Mariano Sívori en bajo eléctrico y Pipi Piazzolla en batería, crearon Versus.

El grupo presentará su primer disco Versus este sábado 19 en Virasoro, donde debutaron hace un año. “La propuesta de utilizar el Ewi tomó color en el escenario. Hay mucho recorrido por hacer y hay que acostumbrarse a escuchar esta sonoridad porque no hay referencias”, se sinceró Musso durante la charla con Clarín.

Esteban Sehinkman y Gustavo Musso, del grupo Versus. Foto Emmanuel Fernández

Esteban Sehinkman y Gustavo Musso, del grupo Versus. Foto Emmanuel Fernández
“Después de tantos proyectos compartidos encontramos un terreno nuevo para explorar y eso nos entusiasma porque, además, nos permite experimentar”. dijo por su parte Sehikman, que toca con Sívori y Piazzolla, en dos grupos, Pájaro de Fuego y Búfalo.

La historia del instrumento

El Ewi (Electronic Wind Electronic) es un instrumento electrónico de viento que puede controlar sintetizadores. En la jerga, al Ewi lo llaman controlador. Fue desarrollado en la década del ’70 por Nyle Steiner, con quien colaboró el saxofonista Michael Brecker. Hay saxos y trompetas Ewi.

El EWI (electronic wind instrument) que utiliza Versus. Foto Emmanuel Fernández

El EWI (electronic wind instrument) que utiliza Versus. Foto Emmanuel Fernández
El primer prototipo lo compró la firma japonesa Akai. Por cierto, el inicio del proyecto Versus está en el disco Mutable, lanzado en 2021, grabado por Musso con Sehinkman, en el que exploraron un puñado de standards con una sonoridad infrecuente para las audiencias del jazz.

El origen del grupo

Versus es el paso siguiente del álbum Mutable. «A este disco lo desarrollamos durante la pandemia, un disco con Ewi y teclados que requirió grabar muchas pistas. Es un trabajo que tiene muchas capas de sonido y llevar eso en vivo no sólo era complejo sino que perdía el sentido de lo que somos instrumentistas. Teníamos que tocar sobre pistas y eso nos sacaba del eje de lo que nos gusta, que es tocar. Entonces decidimos llamar a Mariano Sívori y Pipi Piazzolla», señaló Sehikman.

Y sigue: “Cuando le pasamos el material y lo tocaron surgió otra cosa, se armó otro tipo de historia. Sívori se sumó con el bajo eléctrico con pedalera y de aquellos primeros standards comenzamos a llevar música original escrita para el grupo. Lo interesante es que los cuatro traemos al grupo música original”, agregó el pianista y tecladista, creador del Real Book Argentina, un proyecto que recopila música escrita por compositores enrolados dentro de las fronteras estilísticas del jazz argentino.

Para Musso, “Versus está centrado en el sonido del Ewi, aunque cada músico hace un aporte sustancial es este instrumento el que construye la propuesta. El Ewi fue la chispa de Versus porque a través de el logramos un entorno sonoro de una interesante riqueza. El acierto fue pedirle a Esteban ese entorno sonoro que supo desarrollar y hoy plasmamos con el cuarteto”.

La grabación

Un año atrás, se juntaron en un ensayo, el único hasta el momento, y comenzaron a tocar un material diverso entre standards y música original.

“Somos un cuarteto con mucha libertad. Tocamos mucho en el segundo semestre del año pasado y hasta acompañamos a la selección campeona del mundo, ya que unos shows coincidieron con los partidos de la Selección. Tres días después de salir campeones entramos a grabar con ese espíritu tan alto y un humor social muy arriba», cuentan.

Los músicos Esteban Sehinkman y Gustavo Musso, de Versus, el nuevo supergrupo de la escena local. Foto Emmanuel Fernández

Los músicos Esteban Sehinkman y Gustavo Musso, de Versus, el nuevo supergrupo de la escena local. Foto Emmanuel Fernández
«El disco lo grabamos en una tarde; fueron un par de standards, un par de improvisaciones, una se llama El Dibu y dos temas propios, Marrakech y Song For David. El disco tiene frescura; por ejemplo, dejamos la primeras toma de Marrakech es la primera toma y lo seguimos tocando, pero ya va para otro lado”, recordó Sehikman.

De todos modos, tras ese primer ensayo, sin duda existían dudas acerca de cómo podría salir en vivo. “En el primer concierto en Virasoro llevé el saxo por las dudas, pensaba que esto iba a fallar, se apaga o no anda; qué sé yo. No hay referentes, ni nada, sin embargo la propuesta tomó color en el escenario, aunque tuve que mejorar el equipo para que el Ewi sonara como quería”, dijo Musso.

Jazz de sonido filoso

-¿Hay algo de fatiga en los proyectos habituales, y Versus con tanta electricidad les da algo de aire?

-ES: Hay un aire fresco en este proyecto, distinto. Por ejemplo, hay cuatro líderes y no uno sólo tirando del carro. No ensayamos y los temas nuevos los pasamos en la prueba de sonido. Si sale bien lo tocamos, sino lo dejamos para otro momento.

-¿Cómo sentís que la gente que los sigue, que escucha jazz, recibió esta propuesta?

-ES: Es un jazz de un sonido filoso, pero siento que la gente lo recibió bien tras un primer momento en el que necesita ubicarse en ese entorno sonoro. Es toda una prueba para nosotros y para el público que viene a los shows.

-GM: Hay buenas respuestas de la audiencia, que tiene como parámetro habitualmente, una sonoridad acústica, aunque lo primero que apareció fueron los detractores, una resistencia a lo desconocido que se fue perdiendo a medida que escucharon la propuesta.

Esteban Sehinkman y Gustavo Musso. Foto Emmanuel Fernández

Esteban Sehinkman y Gustavo Musso. Foto Emmanuel Fernández
-¿Cómo llegaste a este instrumento?

-GM: Al primero que escuché tocarlo fue a Michael Brecker, pero no comprendía de qué instrumento se trataba porque no había imágenes. Tampoco había fotos y lo usaba en un solo tema, por ejemplo. Fue una casualidad llegar al instrumento y engancharme.

Más detalles del Ewi

Según Musso, el saxofonista que fue miembro, entre otras agrupaciones, de Latinaje, la orquesta de Guido Martínez, y desde hace 25 año, toca en Escalandrum, «La persona que me vendió en la casa de música Radaelli mi primer clarinete, cuando tenía ocho años, fue Beto que hoy está en Todo Vientos. Una tarde fui a buscar unas cañas para el saxo y me dijo que me lo lleve y lo pruebe; estaba tirado en la vidriera. Bueno, me lo llevé, empecé a tocarlo y lo terminé comprando».

Y agrega: «Ese era una versión económica de cuatro octavas. Ahora compré otro, un Akai que tiene ocho octavas. Un saxo tiene dos octavas y media y éste tiene ocho, o sea que se gana mucho con este instrumento”, 

“Tuve que trabajar sobre los sintetizadores para poder darle sonido y después con los programadores para darle el color que buscaba. Al año y pico de estar tocándolo le propuse a Esteban hacer algo y le mandé una versión de Parker Mood”, dijo Musso.

Sehikman, que contó que trabajó a partir de una línea de bajo, pero sin percusión y sin batería electrónica que le da una dureza no deseada, contó: “Recuerdo que grabó un tema y me lo pasó con el propósito de que le ponga un contexto sonoro apropiado, porque si lo usaba en un entorno acústico no le funcionaba en términos tímbricos. Y tenía razón».

Y añadió: «Me mandó Parker Mood y empecé a probar cosas. Estaba tocado de manera impecable con una dinámica y expresividad que está en el lenguaje del jazz. Armé un contexto sonoro con unas pistas, me hizo una devolución y agregó otro tema y así se fue armando Mutable. Antes que música original quise que el eje de ese disco fueran standards conocidos. Me decía que si resiste eso podemos seguir adelante”.

Nuevos temas

Versus grabó el disco en diciembre del año pasado, pero se han agregado nuevos temas. Hoy, afirman los músicos, están haciendo un repertorio que trascendió estrictamente los temas del álbum para lanzarse a otras composiciones que muestran un camino de experimentación.

Musso se convirtió en experimentado instrumentista de Ewi. “Hay que tener una buena técnica para tocarlo porque es muy sensible y hasta me mejoró la mía”, afirmó. Mientras que siempre se tomó el Ewi como instrumento complementario, con Versus esa mirada es diferente y se ha convertido en el instrumento solista del cuarteto.

Musso, de todos modos, había tenido una experiencia con el Ewi mucho antes de pisar aquella casa de instrumentos. En efecto, en 1998 presentó en Buenos Aires el Ewi Yamaha WX5, de la línea Custom. En aquel momento no pasó de una presentación.

El ejemplo de Musso tiene efectos en la escena local, ya que hay algunos saxofonistas y clarinetistas que tienen el instrumento y ya lo están estudiando, como el concertista Mariano Rey, Juan Torres, Pablo Rodríguez (que está en Los Auténticos Decadentes), Sebastián Mazzalupo y Rodrigo Domínguez.

Además del concierto de Versus en Virasoro, el cuarteto se presentará el martes 29 de agosto, en Bebop, donde a partir de septiembre harán una presentación mensual con este formato.

Información: Versus se presentará el sábado 19 de agosto, a las 20.30 y 23, en Virasoro Bar, Guatemala 4328. Entrada $3000.

MFB

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS