18.8 C
Buenos Aires
21 septiembre, 2023

El Gobierno tomó el desplazamiento de la jueza Ana María Figueroa como «algo gravísimo» y apuntó contra la Corte Suprema

El viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, cuestionó duramente a la Corte Suprema por la medida que desplazó de sus funciones a Ana María Figueroa, la jueza camarista cercana a Cristina Kirchner que se negaba a renunciar pese a haber cumplido 75 años.

El funcionario, que responde a la vicepresidenta, calificó la decisión cortesana como «algo gravísimo» y apuntó contra el máximo tribunal. «Estamos asistiendo a una nueva ruptura del Estado de derecho y el diseño constitucional de la Argentina», aseguró Mena.

Su reacción ocurrió después de que los jueces supremos ordenaran por unanimidad el cese en sus funciones de Figueroa, a quien ya denominaron «ex jueza de la Cámara Federal de Casación Penal». Explicaron que el 9 de agosto, la magistrada cumplió 75 años, límite de edad para ejercer su cargo.

La jugada de Cristina buscaba que Figueroa se tomara una licencia extraordinaria de 30 días, período en el cual la exmandataria intentaría lograr en el Senado -cámara que ella preside- una prórroga de mandato por cinco años.

La decisión de la Corte echó por tierra esa maniobra y despertó el repudio del kirchnerismo.

«La Corte hoy no solo ratificó el autogobierno de los jueces no solo respecto del Poder Judicial sino que parece que ahora el autogobierno de los jueces se extendió hacia los demás poderes del Estado», señaló Mena, en diálogo con radio El Destape.

«Acá lo que la Corte acaba de consagrar es la absoluta desigualdad de la ley, exactamente lo contrario a lo que prevén nuestra Constitución y cualquier convenio convención o tratado internacional. Se rompió la igualdad ante la ley en la Argentina», enfatizó el viceministro.

Señaló que, en otras situaciones, el tribunal falló en sentido contrario. «Si se trata de la señora Silvia Mora de Recondo no hay problema en pasarse de la fecha», ejemplificó Mena.

Más temprano había sido Martín Soria, ministro de Justicia, quien se había despachado contra la Corte Suprema.

«Cuando Macri y sus medios promueven juezas que cumplen 75 años, pueden continuar dos años sin acuerdo del Senado gracias al silencio cómplice del Partido Judicial», dijo el titular de esa cartera. Y avanzó contra los medios: «En Argentina la Corte Suprema no aplica la Constitución, solo interpreta los titulares de Clarín y La Nación«.

El mensaje de Soria fue respaldado y replicado por Eduardo «Wado» De Pedro, ministro del Interior, formal jefe de campaña de Sergio Massa y el más encumbrado funcionario de La Cámpora en el gabinete de Alberto Fernández.

Las reacciones de la oposición tras el desplazamiento de la jueza Figueroa: «Comienza el fin de la impunidad»

No sólo el oficialismo salió a expedirse públicamente sobre la decisión de la Corte Suprema. También lo hicieron numerosos referentes de la oposición, que celebraron el corrimiento de la magistrada.

El interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado emitió un documento público titulado «Un freno a la impunidad para un país ordenado».

Los senadores de Juntos por el Cambio frenamos las maniobras de CFK en el Congreso para que la jueza Ana María Figueroa continúe en su cargo cuándo no le correspondía. Hoy, con una decisión unánime, la Corte Suprema ordenó que la magistrada debe jubilarse como lo afirmamos tantas…

— Martín Lousteau (@GugaLusto) September 6, 2023 Celebraron el cese de funciones de Figueroa y acusaron al kirchnerismo de «empecinarse con el pliego de Figueroa» y de «paralizar» las actividades en la Cámara alta. «Es momento de que el oficialismo deje de lado pretensiones particulares y se anime a debatir medidas que aporten soluciones a los argentinos», cerraron.

Por su parte, el diputado Mario Negri comparó la situación con la del fallecido exsupremo Carlos Fayt y recalcó que «no vale todo».

«El kirchnerismo, que persiguió a Fayt por su edad, quiso sostener a toda costa a la jueza Ana María Figueroa. Tuvo que intervenir la Corte Suprema y el Consejo de la Magistratura para jubilar a la jueza K, quien iba a fallar en causas clave para la Vicepresidenta. No vale todo», sostuvo Negri.

A él se sumó Luis Petri, candidato a vicepresidente en la fórmula que encabeza Patricia Bullrich.

«Comienza el fin de la impunidad. La Corte Suprema ordenó que la jueza Figueroa deje su cargo en la Cámara de Casación. La Corte pone las cosas en su lugar y manda cumplir la Constitución», dijo Petri.

Comienza el fin de la impunidad. La Corte Suprema ordenó que la jueza Figueroa deje su cargo en la Cámara de Casación.

La Corte pone las cosas en su lugar y manda cumplir la Constitución.

En la Argentina que viene nadie puede estar por encima de la ley. Los delincuentes y…

— Luis Petri (@luispetri) September 6, 2023 Por su parte, Martín Lousteau valoró la tarea de los integrantes de Juntos por el Cambio en la Cámara alta contra las «maniobras» de la vicepresidenta.

«Los senadores de Juntos por el Cambio frenamos las maniobras de CFK en el Congreso para que la jueza Ana María Figueroa continúe en su cargo cuándo no le correspondía. Hoy, con una decisión unánime, la Corte Suprema ordenó que la magistrada debe jubilarse como lo afirmamos tantas veces», manifestó el ex precandidato a jefe de Gobierno porteño.

DS

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS