17.1 C
Buenos Aires
5 octubre, 2022

Murió Eduardo Sadous, el diplomático que destapó negociados millonarios del kirchnerismo con Hugo Chávez en una “embajada paralela”

Eduardo Sadous, el exembajador argentino en Venezuela que destapó negociados millonarios del kirchnerismo con el régimen de Hugo Chávez a través de una sede “diplomática paralela” a cargo de Julio De Vido, falleció hoy a los 76 años, según confirmaron fuentes de su familia a Clarín.

La salud del exdiplomático se había agravado mucho en pandemia y falleció como consecuencia de un cáncer que no pudo tratar en los últimos meses de su vida por falta de insumos, contaron desde su entorno. Será enterrado este domingo en el cementerio de Recoleta. 

Abogado, ex embajador en Malasia, Sadous recaló en Venezuela en 2002, durante la presidencia de Eduardo Duhalde y dejó su cargo en 2005, cuando fue reemplazado por Nilda Garré, luego de sus denuncias por presuntos desmanejos de fondos contra la administración K, que en la Justicia se investigaron bajo la figura de una asociación ilícita entre Néstor Kirchner y Chávez.

Sadous destapó un escándalo regional en abril de 2010, cuando reportó por escrito a sus superiores sobre la existencia de una embajada paralela con el gobierno de Hugo Chávez, que se manejaba desde el Ministerio de Planificación.

El exembajador sostuvo que era el ministro Julio De Vido el definía qué empresas podían exportar a Venezuela por medio de un fideicomiso, previo pago de comisiones de entre el 15 y el 20%. Sus palabras también apuntaban contra Claudio Uberti, el ex titular del Órgano de Control de Concesiones Viales (Occovi).

La tapa de Clarín tras la denuncia de Sadous.

Uberti, en calidad de “arrepentido”, aseguró que la ex presidenta Cristina Fernandez conocía el sistema de recaudación ilegal con las empresas y apuntó también contra el fallecido Néstor Kirchner.

Al ser citado por el Congreso a dar detalles de sus denuncias, Sadous contó que en los primeros años la diplomacia con Venezuela transcurría por los “canales habituales”, pero fue con la creación del fideicomiso para importar fuel oil y exportar maquinaria agrícola, entre otros productos que esa situación se modificó para siempre.

Dijo ante los diputados que, a partir de ahí, Uberti “viajaba dos vece por mes” y se enteraba de esas visitas e incluso de las del ministro de Planificación, Julio De Vido, “por los diarios o por el aviso” de funcionarios venezolanos. Y que ambos lo hacían en aviones de PDVSA o privados.

Sadous cuando habló en el Congreso sobre sus denuncias.

“Eso no lo vi en ningún otro país, la Cancillería siempre participa de las delegaciones”, agregó y, aunque evitó hablar de “embajada paralela”, reveló: “Hubo gestiones y acciones paralelas”.

La denuncia de Sadous terminó vinculándose con el escándalo de la valija con 800 mil dólares de Guido Antonini Wilson, que fue secuestrada el 4 de agosto de 2007 en el aeroparque Jorge Newbery. El entonces prófugo de la Justicia dijo que Uberti tenia una oficina en Caracas donde cobraba coimas a empresa y que Kirchner estaba al tanto de todo.

De Vido, en tanto, rechazó las denuncias de embajada paralela. “Si se refiere como embajada paralela a todo lo que tuvimos que hacer porque él no hacía nada, porque se pasaba de copetín en copetín y de cóctel en cóctel, tómenlo como una ‘embajada paralela’”, admitió en los días donde el tema era tapa de todos los diarios.

“El dinero de las coimas que pagaban las empresas para vender a Venezuela iba directamente a Néstor Kirchner”, sostuvo Elisa Carrió sobre los fondos espurios que denuncio Sadous circulaban entre ambos países.

¿Usted puede testimoniar algún pago de coima? ─le preguntó Clarín a Sadous, cuando estalló el caso cuadernos. 

─No. Nunca vi a nadie pagar una coima pero los empresarios que exportaban a Venezuela hablaban del pago de coimas. Sobre todo los del sector de maquinaria agrícola que exportaban dentro del fideicomiso. Además, sino pasabas por el Ministerio de Planificación no te daban la autorización para vender dentro del fideicomiso. 

Eduardo Sadous y Franz Kafka, vistos por Sábat.

El exembajador dijo que ese fideicomiso “lo manejaba PDVSA y entonces con la autorización de Planificación, Argentina depositaba el pago por el fuel oil que se le compraba a Venezuela y éstos compraban bienes y servicios argentinos. El dinero del Fuel Oil se ponía en una empresa de PDVSA en Nueva York. Y yo ya hice mi primera denuncia sobre ésto, lo que motivó que me sacaran de Caracas”.

¿Cómo fue eso?

─Yo informé que habían desaparecido 90 millones de dólares de las cuenta de Nueva York cuando la trajeron a Caracas, lo vendieron en el mercado negro de dólares y luego pusieron esa plata en el mercado oficial, donde se hicieron de una diferencia de 14 millones de dólares. Esto fue en enero de 2005 y fue lo que motivó mi reemplazo por Nilda Garré.

Uberti, al declarar como arrepentido, le dio la razón sobre las negociaciones entre el kirchnerismo y el chavismo.

El ex titular del Órgano de Control de Concesiones Viales, Claudio Uberti, confesó ante la Justicia que cuando Hugo Chávez hizo comprar 500 millones de dólares de títulos de la deuda externa argentina en el 2007 se organizó primero una maniobra especulativa que dio “una ganancia de 100 millones de dólares”.

Al margen, Sadous tuvo una prolífica carrera en el Servicio Exterior, donde pasó, además de Venezuela y Malasia, por las embajadas de India, Italia, Países Bajo y fue concurrente en Brunei. También se desempeñó como jefe de Secretaría de seis Cancilleres distintos, fue subsecretario de Negociaciones Económicas Internacionales, Director del Comité de Asuntos Asiáticos del Consejo Argentino para Las Relaciones Internacionales, entre otros cargos. 

“Murió el embajador Eduardo Sadous. Denunció con coraje la corrupción con el chavismo y fue perseguido. Nuestro homenaje”, lo recordó Federico Pinedo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS