22.4 C
Buenos Aires
3 marzo, 2024

Detuvieron al padre de uno de los hijos de la joven asesinada en San Pedro y a su pareja

Foto captura TV

Foto: captura TV
La expareja y padre de uno de los hijos de Naiara Durán, la joven asesinada a puñaladas y encontrada dentro de un tacho de aceite de 200 litros a orillas del río Paraná, en la ciudad bonaerense de San Pedro, fue detenida junto a su concubina acusados del homicidio de la joven, mientras que la prima y un exnovio de la víctima quedaron en libertad, aunque continúan vinculados a la investigación, informaron fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Francisco Leonardo Vlaeminck (35) y Daniela Candela Franco (35), quienes fueron detenidos luego de un allanamiento en su vivienda de la calle Primera Junta al 500, de la citada localidad al noroeste de la provincia de Buenos Aires, por orden de la fiscal de instrucción 7 de San Nicolás, María del Valle Viviani.

Según indicaron las fuentes a Télam, Vlaeminck es expareja y padre de uno de los hijos de Naiara (25), mientras que Franco es la concubina del hombre, con quien compartían el monoambiente que fue allanado.

En tanto, Mario Damián Gil (31), expareja de Naiara y con quien tenía también un hijo, y Antonella Ruso, prima de la víctima, fueron liberados luego de prestar declaración indagatoria, pero continuarán sometidos a la investigación, señalaron las fuentes.

Giro en la causa

El giro en la causa se estableció luego de las declaraciones de Gil y Ruso, además del análisis de las cámaras de seguridad de la zona, que determinaron que Durán fue en moto hasta el domicilio de Vlaeminck, donde ingresó pero que no se registró su salida del mismo.

“Se determinó que Naiara concurrió al domicilio de Francisco en el horario de las 16 horas del domingo 13 y no salió por ninguna de las arterias, ni por la misma calle que ingresó, ni por las arterias paralelas. Por lo tanto, se hizo un allanamiento en el domicilio de Vlaeminck”, indicó a Télam una fuente del caso.

Los voceros indicaron que la Policía Científica vio como llamativo que las paredes del domicilio estaban pintadas recientemente, por lo que se procedió a tomar rastros del lugar y analizarlos a través del luminol.

“Con la prueba de luminol, en una de las habitaciones da positivo de posibles machas hemáticas”, precisó la fuente consultada.

En el lugar también se incautaron tres teléfonos celulares, un punzón, un destornillador y pelos que serán analizados.

«Estamos tratando de reconstruir el hecho. La relación entre ambos era conflictiva. había varias denuncias de Vlaeminck contra Durán y viceversa. La última data del 8 de agosto en la que el hombre la denuncia y le fijan a ella un perímetro», explicó un vocero de la pesquisa.

La fiscal Viviani indagará este lunes a Vlaeminck y Franco por los delitos de homicidio agravado por premeditación de una o más personas y con el agravante del vínculo mediante violencia de género para el hombre, que prevé una pena de prisión perpetua.

Hallazgo

El hallazgo se produjo el jueves a la tarde, cuando efectivos de la Prefectura Naval Argentina (PNA) encontraron el cadáver de la joven envuelto en una lona dentro de un tacho de 200 litros, con signos de haber recibido varias puñaladas.

La víctima se encontraba desaparecida desde el domingo último y su abuela había realizado el miércoles una denuncia de averiguación de paradero ante la policía de San Pedro.

Según la denuncia de su abogado, Durán, de 1.60 de estatura, tez blanca y pelo castaño, vestía pantalón de jeans, borcegos negros y una campera de cuero de color negro con cadenas doradas.

Además, la joven, madre de tres niños, tenía un tatuaje en su frente con la palabra «Flow» y otros tatuajes en brazos y piernas, y según su abuela, «sería adicta y suele ausentarse por días sin avisar dónde pasaba la noche» .

Los efectivos de San Pedro, con colaboración del personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Nicolás, iniciaron la búsqueda de la joven y, en ese marco, relevaron las cámaras de seguridad de distintos sectores de la localidad de donde era oriunda la joven, en base a lo cual se estableció que Nahiara había ingresado a una propiedad situada en Dávila al 300 que tiene dos viviendas, una que da al frente, donde reside Gil, y otra que está en el fondo, habitada por Russo, la prima de la víctima, de 26 años.

Por tal motivo, la fiscal Viviani solicitó un allanamiento en esos domicilios, donde se secuestraron dos teléfonos celulares, entre ellos el de Nahiara, aunque no halló rastros de la joven.

Además, en la vivienda de Russo se secuestró un cuchillo de 20 centímetros de longitud, una carpa color azul -parte de la cual en un primer momento se pensó que fue usada para envolver el cuerpo de la víctima-, un zapín (azada) de jardinería con dos puntas de hierro y mango de madera y siete cartuchos calibre .22, entre otros elementos.

También se realizaron dos procedimientos en las viviendas del novio de Russo y de un amigo de la víctima, aunque no se tomó temperamento legal hacia ambos.

En la casa del novio de esa joven se secuestró una camioneta pick up Ford F-100, roja, ante la presunción de que puso ser empleada para trasladar el cuerpo de la víctima, agregaron los voceros.

«La camioneta sigue incautada a la espera de los resultados de las pericias realizadas a la misma», dijo un vocero judicial.

Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género

Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144 Por WhatsApp 11-2771-6463. Por mail a [email protected] Descargando la app En tanto, durante esa misma jornada, personal de la Prefectura Naval Argentina (PNA) encontró el cuerpo tras el alerta de un lugareño en el interior de un tacho de aceite de 200 litros, en un riacho del Paraná.

Los médicos forenses que observaron el cuerpo de la mujer -que estaba recubierto de una lona- detectaron a simple vista que presentaba lesiones punzo cortantes en el rostro y el cuello.

El resultado preliminar de la autopsia determinó que la víctima sufrió siete puñaladas y que una vez fallecida le quebraron una muñeca.

Por su parte, personal de PNA realizó un trabajo sobre el lugar donde fue hallado el cuerpo para dar con la motocicleta utilizada por la víctima, que aún continúa desaparecida.

En tanto, el viernes se realizó una movilización en el centro de San Pedro hasta la sede judicial para pedir justicia por Nahiara con la consigna «terminar con el machismo».

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS