11.4 C
Buenos Aires
21 julio, 2024

La criticaban porque soñaba con ser electricista, pero siguió adelante y hoy es una referenta en el oficio

Bahía Cárdenas tiene 24 años y ya es una ejemplo para una gran cantidad de mujeres. “Lo que me motivó fue el orgullo de ver a la gente que me bardeaba”, le dijo a TN. Conocé su historia.

Alexis Acuña

04 de agosto 2023, 05:52hs

El primer video que «Profe Bahía» subió a sus redes sociales. (Foto: gentileza Bahía Cárdenas)

A lo largo de su vida le dijeron que ser electricista “era un trabajo de hombres”. Pese a las críticas y a los obstáculos, siguió adelante y hoy es una referente para una gran cantidad de mujeres. Se llama Bahía Cárdenas, pero en redes sociales, donde tiene miles de seguidores, la conocen más como “Profe Bahía” (@profebahia.98).

La joven de 24 años siempre soñó con tener este presente, pero el camino no fue para nada fácil. Prejuicios, mansplaining y burlas son situaciones que le tocaron -y tocan, a veces- atravesar.

Su camino en el mundo de la electrónica comenzó cuando visitó una exposición de la feria de ciencias de la Escuela Secundaria Técnica N°9 de Lanús, a los 6 años. Desde ese momento supo que quería ser electricista. “Me enamoré”, dijo en diálogo con TN.

La joven trabajando durante un curso de capacitación. (Foto: gentileza Bahía Cárdenas)

La joven trabajando durante un curso de capacitación. (Foto: gentileza Bahía Cárdenas)

Cuando tenía 12, estaba dispuesta a arrancar la secundaria en ese mismo colegio técnico, pero su madre quería que vaya a otra escuela. Sin embargo, la insistencia por comenzar en el lugar que quería hizo que pueda convencerla.

En su curso llegaron a ser 36 personas, de las cuales solo seis eran mujeres. “Hubo una época en la que estaba sola”, recordó. Al estar rodeada de tantos hombres, el entorno la llevó a tener que aparentar ser alguien que no era.

“Cuando estaba en el secundario, perdí mi feminidad, sentía que asumía la personalidad de técnica. Ser adolescente y verte fea no está bueno. Hay gente que no le interesa para nada la imagen, y mi caso no era ser así. Sentía que si estaba maquillada perdía credibilidad”, dijo.

Leé también: Las mujeres siguen siendo minoría en trabajos tecno: machismo y falta de incentivos, las principales razones

En el último año de colegio se encontraba trabajando en una local de comidas rápidas. Debido al título que iba a obtener como técnica electrónica, tenía la posibilidad de sumarse al área de mantenimiento de la empresa, algo que anhelaba.

Una vez más, los obstáculos se hicieron presentes. Los gerentes le dijeron que para aplicar a ese puesto en la industria era excluyente ser hombre, por lo que se vio obligada a buscar otros rumbos.

Críticas por el simple hecho de ser mujer

Cuando la atienden en la ferretería la minimizan por ser mujer, dando por hecho que alguien la mandó a buscar algo: “Asumen que no soy yo la que decidió comprar un material específico”.

En este sentido, aclaró que ahora esto no le ocurre tan seguido debido a que casi siempre va a los mismos lugares, por lo que ya la conocen. Pero esto no quita los malos momentos que debió atravesar en varias oportunidades.

Desde que era pequeña soñaba con ser electricista. (Foto: gentileza Bahía Cárdenas)

Desde que era pequeña soñaba con ser electricista. (Foto: gentileza Bahía Cárdenas)

“Una vez fui a comprar a un lugar y me ofrecieron ayuda desde un lugar en donde sentí que me estaban subestimando. No creo que un hombre vaya a una ferretería y le pase eso”, comentó indignada.

De diversas formas fue minimizada por ser mujer, pero aclaró que la peor forma de machismo que sufrió fue el mansplaining: “Te tratan como inferior, ese es el peor machismo, disfrazado de buena onda. Te hace sentir vulnerable”.

Un video que le cambió la vida

Ya recibida como técnica electónica, Bahía comenzó con pequeños trabajos en la casa de conocidos. Un día, fue hasta lo de un amigo a hacer una instalación en una habitación y él fue quien le dio la idea de subir contenido a internet.

Una vez que subió el primer video, notó que mucha gente la apoyaba en lo que hacía, por lo que decidió seguir grabando. Que las redes sociales son un arma de doble filo y que siempre habrá personas que te critiquen no es ninguna novedad, y ella entendió las reglas del juego a la perfección.

“Una de las primeras cosas que me motivaron fue el orgullo de ver a la gente que me bardeaba”, aseguró. Aunque por supuesto, también estaban quienes la apoyaban.

Bahía realizando una instalación eléctrica en una casa.

Bahía realizando una instalación eléctrica en una casa.

Pero no solo eso, sino que muchas mujeres comenzaron a decirle que querían ser electricistas, pero tenían temor por el prejuicio que podría llegar a recaer sobre ellas.

“Muchos hombres me contaron que nunca se les ocurrió trabajar con una mujer, otras personas diciéndome que era un incentivo”, contó, y sumó: “Mi intención en las redes es mostrar que se puede ser una persona versátil”.

Leé también: El Papa Francisco defendió la lucha por la igualdad de género: “Los argentinos somos machistas, siempre”

Hoy, Bahía se encuentra trabajando en varios proyectos, además de seguir dando clases en dos escuelas (la 8 y la 9 de Lanús). Las vueltas de la vida hicieron que en la técnica 9 -donde estudió- sea compañera pedagógica con un profesor que tuvo en la secundaria.

Recientemente acaba de lanzar su primer taller presencial y pronto comenzará a dar un curso de electricidad en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN): “Siempre está bueno seguir capacitándose”.

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS