23.3 C
Buenos Aires
3 diciembre, 2022

Nuevo paro de subtes: qué piden los trabajadores y por qué no se resuelve el conflicto

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) acusó a la empresa Emova de no escuchar sus reclamos y decidió llevar adelante un nuevo corte en el servicio junto con apertura de molinetes. 

Los reclamos por las condiciones de salud y la disminución de días de trabajo continúa en marcha por parte de los trabajadores del subte. Este viernes 25 de noviembre habrá una apertura de molinetes de 20 a 21 horas en la Línea A y la estación San Pedrito. Luego, el servicio estará interrumpido desde las 21 horas hasta el cierre.

“El asbesto es un mineral cancerígeno. hay 75 trabajadores con afecciones causadas por exposición al mismo”, expresaron en un comunicado los trabajadores sobre el material del cual se componen las máquinas. Por ello exigen que la jornada laboral disminuya de seis a cinco días, ya que de esa manera se reduce al menos un día la exposición a este material. 

Este viernes habrá apertura de molinetes en la Línea A, estación San Pedrito.

Este jueves hubo una paralización de la Línea C de 14 a 15 horas luego de una apertura de molinetes. Hace siete días fue el turno de la Línea H en la estación Facultad de Derecho. En total, ya fueron interrumpidos los servicios de las líneas B, D, E y Premetro. 

“Queremos alertar que, de no obtener respuestas a nuestros pedidos, profundizaremos las medidas de fuerza de conjunto, y en el caso de la línea B no descartamos la posibilidad de la paralización por tiempo indeterminado del servicio, ya que legalmente ninguno de los trenes disponibles en dicha línea, podrían circular por contener un material altamente peligroso por su incidencia sobre la salud de las personas que está prohibido desde el año 2001″, advirtió el secretario ejecutivo del gremio, Claudio Dellecarbonara.

Para un asesor de Kicillof, Macri “manipuló” el VAR para que Argentina perdiera ante Arabia Saudita

Qué dice la empresa

Desde Emova negaron de forma tajante que no se escucharan los reclamos de los trabajadores y se mostraron en contra de una reducción de horas de trabajo. “El incremento en la cantidad de francos manteniendo la actual jornada diaria de 6 horas implica una disminución de la jornada semanal de 36 a 30 horas semanales, que resulta incompatible con una operación adecuada del servicio y por debajo de niveles razonables de productividad”, alegaron. 

Más aún, aseguran que las maquinarias “cumplen con los parámetros de calidad requeridos“.  De acuerdo a la empresa, las medidas de fuerza desfavorecen a cerca de 900 mil usuarios que utilizan la red de subtes para su vida cotidiana. 

GI/ff

También te puede interesar

Últimas Noticias
NOTICIAS RELACIONADAS